La excedencia voluntaria es un derecho laboral que permite a los trabajadores ausentarse temporalmente de su puesto de trabajo por motivos personales. Sin embargo, en muchas ocasiones surge la pregunta de si es posible prorrogar esta excedencia una vez que se agota la duración inicialmente solicitada. ¿Tú también tienes esta duda? A continuación, te contamos todo lo que debes saber si necesitas prorrogar una excedencia.

 

  • Qué es una excedencia voluntaria
  • Duración de la excedencia voluntaria
  • ¿Qué derechos tiene el trabajador durante la excedencia voluntaria?
  • Normativa laboral y derechos del trabajador
  • Acuerdo entre las partes
  • Escenarios legales y consecuencias
  • ¿Qué pasa si el trabajador no solicita la prorroga antes de la finalización de la excedencia?

 

Qué es una excedencia voluntaria

Se trata de un derecho reconocido por la legislación laboral que permite a los trabajadores ausentarse de su puesto de trabajo de forma voluntaria y temporal por motivos personales. Durante la excedencia, el trabajador no percibe un salario ni tiene la obligación de prestar servicios laborales, pero conserva ciertos derechos como la reserva de su puesto de trabajo.

 

Duración de la excedencia voluntaria

La duración de la excedencia voluntaria puede variar según la normativa laboral de cada país o el convenio colectivo aplicable. Por lo general, suele ser de un año, aunque en algunos casos puede extenderse hasta un máximo de tres años.

Es importante tener en cuenta que esta duración es acordada entre el trabajador y el empresario al solicitar la excedencia, y generalmente está sujeta a aprobación por parte de este último.

¿Qué derechos tiene el trabajador durante la excedencia voluntaria?

El trabajador tiene el derecho a la reserva de un puesto de trabajo, esto quiere decir que tiene derecho a volver a su puesto de trabajo una vez finalice la excedencia. Además, durante este tiempo puede cotizar a la seguridad social de forma voluntaria.

 

Normativa laboral y derechos del trabajador

La normativa laboral establece los derechos y obligaciones tanto para el trabajador como para el empresario en relación con la excedencia voluntaria.

En España, no existe una regulación específica que establezca la posibilidad de ampliarla automáticamente. Sin embargo, en algunos casos, es posible solicitar una prórroga de la excedencia, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos y se acuerde así con el empleador.

Generalmente, para solicitar una prórroga de la excedencia, el trabajador debe presentar una solicitud formal a la persona empleadora, explicando los motivos por los cuales desea extender la excedencia y la duración adicional que se solicita. La aceptación de la prórroga está sujeta a la aprobación de este, que será quien evalué la viabilidad de la solicitud y las necesidades de la empresa.

Es importante destacar que las condiciones para la prórroga de una excedencia pueden variar según el convenio colectivo aplicable y la política interna de cada empresa. Por lo tanto, es recomendable consultar los términos y condiciones específicos establecidos en el contrato laboral, el convenio colectivo correspondiente y hablar con el empleador o el departamento de recursos humanos para obtener información precisa y actualizada sobre las posibilidades de prórroga de una excedencia en un caso particular.

 

Acuerdo entre las partes

En algunos casos, el trabajador y el empresario pueden llegar a un acuerdo para prorrogar la excedencia voluntaria una vez que se agote la duración inicialmente solicitada. Sin embargo, esto dependerá de la voluntad y la disponibilidad de este para conceder dicha prórroga. Es importante destacar que este acuerdo debe realizarse por escrito y establecer claramente los términos y condiciones de la prórroga, incluyendo la duración y las condiciones de reincorporación al trabajo.

 

Escenarios legales y consecuencias

En ausencia de un derecho legal específico a prorrogar una excedencia voluntaria, si el trabajador desea extender su ausencia después de agotar la duración inicialmente solicitada, deberá negociar con su jefe y buscar un acuerdo mutuo. En caso de no llegar a un acuerdo, el empresario puede tener el derecho de considerar el puesto de trabajo vacante y contratar a otra persona para ocuparlo.

 

¿Qué pasa si el trabajador no solicita la prorroga antes de la finalización de la excedencia?

Si un trabajador no solicita la prórroga de su excedencia antes de la finalización de la misma, generalmente se entenderá que su ausencia se considera concluida y que debe regresar a su puesto de trabajo en la fecha prevista originalmente.

Mientras que, si no se reincorpora al finalizar la excedencia y no ha solicitado ni obtenido una prórroga, se considerará que ha incumplido sus obligaciones laborales.

La empresa puede considerar que el trabajador ha abandonado su puesto de trabajo y proceder a iniciar los trámites correspondientes para su despido o rescisión del contrato laboral.

Además, la falta de solicitud de prórroga y la no reincorporación a tiempo pueden implicar la pérdida de ciertos derechos laborales y beneficios que se mantienen durante la excedencia, como la reserva del puesto de trabajo. También es posible que se vea afectada la continuidad de la antigüedad laboral y otros derechos relacionados con la permanencia en la empresa.

Si el trabajador justifica que no haber realizado la solicitud se debe a causas ajenas a su voluntad, podrá solicitar la reincorporación en su puesto de trabajo en un plazo de 15 días.

 

Es importante recordar que las consecuencias específicas pueden variar en función de las circunstancias individuales y las regulaciones laborales aplicables. Por lo tanto, siempre es mejor que busques asesoramiento en derecho laboral para comprender las consecuencias de no solicitar la prórroga de una excedencia antes de su finalización.

 

Si te encuentras en esta situación y no sabes como gestionarlo, déjalo en nuestras manos y nos encargamos de todo. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.