La gestión fiscal es un elemento crucial en cualquier sistema económico, y en el contexto de España, el Plan Anual de Control Tributario es una herramienta fundamental para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y la lucha contra el fraude. 

  • Mandato legal y objetivos
  • Los cinco pilares del plan
  • Principales directrices del plan
    • Revisión y mejora del régimen sancionador tributario
    • Desarrollo de un modelo unificado de prevención y control
    • Verificación del cumplimiento de obligaciones especiales
    • Atención especial al impuesto sobre sociedades
    • Ampliación de las actuaciones de control

Mandato legal y objetivos

El marco legal para la elaboración del plan se establece en el artículo 116 de la Ley General Tributaria, que requiere la formulación anual de un plan de control tributario. 

El objetivo principal es asegurar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales y prevenir el fraude, promoviendo así la equidad y la eficiencia en el sistema tributario.

Los cinco pilares del plan

El plan se estructura en torno a cinco grandes pilares, cada uno abordando aspectos específicos del control tributario y aduanero:

  1. Información y Asistencia: Se enfoca en proporcionar orientación y apoyo a los contribuyentes para facilitar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.
  2. Prevención de Incumplimientos: Busca fomentar el cumplimiento voluntario y prevenir el fraude a través de acciones proactivas y educativas.
  3. Investigación y Actuaciones de Comprobación: Incluye la realización de investigaciones y auditorías para detectar y combatir el fraude fiscal y aduanero.
  4. Control en Fase Recaudatoria: Se centra en garantizar la correcta recaudación de los impuestos y sanciones pendientes.
  5. Colaboración Interinstitucional: Promueve la cooperación entre la Agencia Tributaria y las Administraciones tributarias autonómicas para fortalecer el control fiscal en todo el país.

 

Principales directrices del plan

Se destacan algunas de las principales directrices delineadas en el Plan Anual de Control Tributario 2024:

Revisión y mejora del régimen sancionador tributario

El primer punto del plan se centra en la revisión y mejora de los criterios operativos del régimen sancionador tributario. Este enfoque busca optimizar los procesos de detección de conductas sancionables y priorizar las acciones contra aquellas que revistan mayor gravedad. La idea es asegurar que las sanciones se apliquen de manera proporcional y justa, desalentando así comportamientos fraudulentos o evasivos.

Para lograr este objetivo, se realizará una evaluación exhaustiva de los criterios actuales, identificando posibles áreas de mejora y ajuste. Se prestará especial atención a la concurrencia de culpabilidad en las conductas sancionadas, asegurando que las medidas punitivas se dirijan adecuadamente hacia aquellos contribuyentes que incumplen de manera deliberada o significativa con sus obligaciones fiscales.

Desarrollo de un modelo unificado de prevención y control

El segundo punto del plan propone la construcción de un modelo unificado de prevención y control de riesgos tributarios. La idea es integrar diferentes mecanismos y herramientas en un enfoque holístico que abarque todas las etapas del proceso tributario, desde la generación del hecho imponible hasta la recaudación de impuestos.

Este modelo busca romper con la fragmentación tradicional de los procesos de control, donde cada fase se aborda de manera aislada, y promover una visión más integral y coordinada. Se identificarán los diferentes riesgos tributarios y se diseñarán estrategias específicas para minimizarlos en cada etapa del proceso, ya sea mediante acciones preventivas, de detección o de actuación.

Verificación del cumplimiento de obligaciones especiales

El tercer punto del plan se enfoca en la verificación del cumplimiento de obligaciones especiales, como el Suministro Inmediato de Información (SII) y otros regímenes especiales aplicables a ciertos contribuyentes. Se realizarán comprobaciones detalladas para garantizar que los sujetos pasivos acogidos a estos regímenes cumplan adecuadamente con sus obligaciones de información y declaración.

Se prestará especial atención a la correcta presentación de los registros requeridos por el SII, tanto en el caso de contribuyentes obligados como voluntarios. Además, se intensificarán las comprobaciones para asegurar que aquellos registrados en el Registro de Operadores Intracomunitarios y en el de Devolución Mensual del IVA cumplan con los requisitos establecidos para permanecer en dichos registros.

Atención especial al impuesto sobre sociedades

El cuarto punto del plan destaca la atención especial que se dedicará al Impuesto sobre Sociedades. La Inspección de los Tributos se centrará en expedientes que involucren bases imponibles negativas, créditos fiscales pendientes de compensar o de aplicar, y otras situaciones que puedan indicar un potencial riesgo de fraude o evasión fiscal.

Se realizarán auditorías detalladas para verificar la veracidad y la adecuación de las declaraciones presentadas por los contribuyentes en relación con este impuesto. Esto incluirá la revisión de documentos contables, transacciones financieras y otros elementos relevantes para determinar la situación fiscal real de las empresas y evitar posibles irregularidades.

Ampliación de las actuaciones de control

El quinto y último punto del plan se centra en la ampliación de las actuaciones de control en diversos ámbitos. Esto incluye el control de no declarantes en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sociedades y el IVA, así como la intensificación de las comprobaciones sobre las retenciones en la fuente.

Si necesitas más información sobre El Plan Anual de Control Tributario 2024, ponte en contacto con nuestros expertos de Ixo Business Consulting y resolveremos todas tus dudas.